Servicios

Análisis de Keywords: con calma

12/02/2021 | PGR

En cualquier actividad de marketing son fundamentales la investigación y el análisis de keywords. Es necesario dedicar tiempo y recursos, utilizando las herramientas apropiadas.

Se trata de procesos clave, ya que si se toman malas decisiones es posible que esto afecte al resto de acciones para SEO, contenido o publicidad en los motores de búsqueda

Te invitamos a que realices los trabajos relacionados con la búsqueda de keywords con calma y tomándote tiempo en el análisis. Ahorrarás tiempo y tendrás mejores resultados.

Es importante elegir la herramienta adecuada. Es posible que lo primero que te venga a la mente sean las herramientas de Google o la potente y fiable herramienta SEMrush, con sus 800 millones de palabras.

Si SEMRush te parce demasiado costosa o demasiado complicada para tu actividad, te recomendamos otras opciones más simples y económicas o gratuitas, que pueden ser igual de efectivas: DinoRank, Rankerizer, SERanking, Serpstat o Similar Web.

Escoge la que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto y aplica una metodología a la hora de analizar las keywords.

Fases en la investigación y análisis de keywords

Aplicando una metodología podemos ser sistemáticos, ir aprendiendo de los procesos y mejorar la eficiencia y el resultado en nuestro trabajo.

Te sugerimos estas fases para afrontar la investigación y el análisis de keywords:

  1. Análisis profundo del cliente y del producto.
  2. Brainstorming de palabras clave: Que fluya la imaginación a la hora de proponer palabras que puedan encajar con la búsqueda.
  3. Uso de una herramienta de análisis para calcular volúmenes de búsqueda y nuevas ideas relacionadas con las propuestas iniciales.
  4. Análisis de la competencia. Comparación con los resultados del estudio de los apartados 2 y 3.

Gracias a este proceso, aplicando los pasos propuestos, llegarás a encontrar las palabras clave más apropiadas para tu proyecto. 

Recomendamos estudiar la situación de forma sistemática con ayuda de herramientas de análisis para averiguar cómo busca la gente los productos que ofrecemos, qué palabras clave utiliza, y por qué esas y no otras.

¡Empezamos!

1.- Análisis del cliente y el producto

Este estudio es fundamental para que afloren buenas ideas y para poder llegar a un buen resultado. Tómate tu tiempo en sentar las bases para que el resto del proceso sea exitoso. No analizar en profundidad al cliente puede llevar a resultados nefastos.

No empieces a trabajar en keywords si no tienes suficiente información de tu cliente. 

No es suficiente con saber que nuestro cliente vende el producto X. Averigüemos mucho más, ayudándonos de un formulario de preguntas que el cliente ha de responder.

¿Qué preguntas debemos hacer?

Aquí te proponemos algunos ejemplos. Amplía según tus necesidades.

  • ¿A qué se dedica? Invítale a que dé detalles.
  • ¿Cómo se segmentan los productos o servicios que ofrece? 
  • ¿Cuáles son las ventajas competitivas de sus productos?
  • ¿Cuáles son las empresas de la competencia?
  • Cuando el cliente final quiere adquirir su producto o servicio, ¿Cómo piensas que lo buscaría en Internet? ¿Qué palabras clave utilizaría?
  • ¿Cuáles son sus objetivos a nivel de SEO o publicidad? 
  • ¿Existe estacionalidad en su producto?
  • ¿En qué zona geográfica opera?
  • ¿Cómo es su usuario potencial? 

Con las respuestas a estas preguntas estarás más preparado.

No solo sabrás que tu cliente vende X, por ejemplo, productos de alimentación, sino que también habrás averiguado que los productos son ecológicos, que se venden a granel en envases respetuosos con el medio ambiente y que se distribuyen en una zona geográfica cercana a sus tiendas. Además sabrás qué empresas configuran su competencia.

Con esta información estamos listos para el siguiente paso.

2.- Lluvia de palabras clave

Empezamos con el brainstorming de palabras clave. Lo ideal es considerar por separado las distintas categorías de productos o servicios, y no utilizar en ningún momento google u otros buscadores.

Ahora ponte en el lugar del usuario y escribe espontáneamente cómo crees que se haría la búsqueda en Google.

Por ejemplo, en el caso de los productos de alimentación de venta a granel, podría ser: alimentación granel, precio granel, comida ecológica Valladolid, producto ecológico, etc. Tantas ideas como se te ocurran. 

Si puedes consultar con otras personas de tu equipo, te será de gran ayuda, pues las propuestas variarán bastante. De momento no juzgues si son más o menos válidas.

Una vez completado el listado de propuestas separado por categorías de productos o servicios, en el que hayamos descartado las opciones que por algún motivo justificado no encajen, podemos pasar al paso 3.

3.- Uso de herramientas para análisis de volúmenes y para buscar palabras clave relacionadas

¿Qué nos ofrecen las herramientas de análisis de palabras clave?

Cuando entres en tu herramienta de análisis de keywords, empieza buscando la palabra clave más importante que has seleccionado. La herramienta te presentará sugerencias relacionadas con esta palabra clave.

Descarta las palabras clave que no se adapten a tu cliente y producto.

La herramienta te presentará el volumen de búsqueda de tus palabras clave. Buscar keywords con alto volumen de búsqueda es importante, pero no descartes palabras clave que se adecúan mucho al producto sobre el que estás trabajando y funcionan bien en un nicho de mercado.

Sobre cada palabra o grupo de palabras puedes buscar sugerencias de palabras clave adicionales e ir aceptando y descartando opciones.

Un criterio importante a la hora de aceptar o rechazar opciones es también el CPC de las palabras que vayas encontrando.

Algunas herramientas disponen de filtros con los que se pueden rechazar opciones, por ejemplo todas aquellas que incluyan la palabra Amazon.

Después de comparar los resultados obtenidos en el apartado 2 con los obtenidos en este apartado, aplicando el análisis, pregúntate el porqué de las coincidencias o el porqué de la obtención de nuevas palabras tras el uso de la herramienta.

Aplicando los conocimientos sobre producto y cliente adquiridos en el apartado 1 y el sentido común, podrás establecer relaciones y sacar conclusiones.

 4.- ¿Qué hace la competencia?

Pasemos a analizar la competencia. El cliente te habrá informado sobre cuál es la competencia, y tú también habrás encontrado esta información al analizar los resultados de búsqueda.

Varias de las herramientas mencionadas te pueden ayudar a estudiar la competencia. Estos son los puntos que debes plantearte:

¿Qué keywords emplean?

¿Qué URLs utilizan para posicionarse? 

¿Con qué mensajes anuncian y dónde anuncian?

Introduciendo las palabras que te interesan en la herramienta de análisis, obtendrás los mejores resultados en SEO y Google Ads. Es necesario investigar qué palabras clave están mejor y peor posicionadas en la competencia. Conociendo bien las fortalezas y debilidades de la competencia, llegaremos a unos keywords mejor sustentados.

Analizando la competencia, comprueba si las palabras clave que analizaste en los puntos anteriores coinciden con las palabras clave que posicionan en SEO o Google Ads a los competidores

Al informar al cliente sobre su competencia, conviene ser realistas. Un pequeño comercio local que vende ropa online no puede compararse con Amazon o Zalando.

5.- Más allá de las palabras clave

Los usuarios no solo llegan a encontrar lo que buscan a través de la búsqueda de palabras clave que teclean en Google u otros buscadores.

Las búsquedas por voz se abren paso como método pujante. Se calcula que en EEUU, el 50 % de las búsquedas se hacen por voz, y es obvio que este procedimiento tendrá un gran crecimiento en los próximos años.

Con las búsquedas de voz se abre un universo de preguntas relacionadas con nuestro producto que no debemos descartar.

Es interesante investigar qué buscan los clientes, además del producto. Volviendo al ejemplo de la tienda de productos ecológicos a granel, es muy probable que los clientes busquen la forma de incorporar los superalimentos en sus platos, o bien averiguar las propiedades o los efectos en la salud de alguno de los productos.

En este caso, un blog de recetas o de consejos de salud complementarían el trabajo realizado sobre el posicionamiento con palabras clave.

Por eso puede ser muy recomendable aconsejar a tu cliente que elabore un blog con información relacionada con los productos que vende. De esta forma atraerá a potenciales clientes.

Para finalizar: es muy importante analizar las keywords, analizar a la competencia, pero la última palabra la tenemos nosotros. Apliquemos el sentido común para que el usuario encuentre toda la información que busca cuando llegue nuestra web.

En PGR realizamos consultorías SEO especialmente focalizadas en empresas B2B del Sector TIC que quieran mejorar su posicionamiento en los motores de búsqueda con el objetivo de generar Leads cualificados.

CTA Genérica PGR