Servicios

Antes de darle al botón "enviar", realiza estas 11 comprobaciones

26/04/2022 | PGR

 ¿A quién no le ha pasado alguna vez, que justo después de darle al botón de “enviar” se ha dado cuenta que no había puesto el enlace a la llamada a la acción?

Nadie está a salvo de los errores. Incluso las cuentas más grandes han enviado campañas de correo electrónico con fallos tontos.

La mayoría de estos “fallos” que se nos cuelan se podrían haber evitado usando el aburrido -pero poderoso- envío de prueba que ofrecen todas las plataformas para que revises tu correo electrónico antes de enviarlo a toda tu lista de contactos.

Las 10 comprobaciones a realizar en tu email test

1- Enlaces olvidados o rotos

 

El error que te he presentado de ejemplo en mi introducción es probablemente una de las mayores pesadillas de los especialistas en marketing, especialmente cuando el objetivo de un envío de correo electrónico es la generación de leads. Por eso es tan importante verificar que todos los enlaces que lleva nuestro email. Y que funcionan: ¿Se carga bien la página o da un error 404? Parecido al temido “enlace roto” tenemos el “enlace olvidado”.

Este caso se suele dar cuando utilizamos una imagen como botón de llamada a la acción (CTA). Verifica dos veces que todo lo que se supone que debe estar vinculado está realmente vinculado, como por ejemplo el anchor text, la CTA, los iconos para seguir/compartir en redes sociales y las imágenes.

2- Errores ortográficos gramaticales

 

Da igual que estés creando un ebook, escribiendo un artículo para el blog o redactando tu próximo mensaje de email marketing: la ortografía y la gramática son importantes en el marketing. Envía tu correo electrónico de prueba a alguien experto en gramática de tu equipo para que revise que no hay errores gramaticales y asegúrate de pasar el texto por un corrector ortográfico

3- Imágenes distorsionadas

 

¿Cómo se ven tus imágenes? ¿Están estiradas o aplastadas? ¿Pixeladas? ¿Demasiado grandes? Al subirlas, ¿Te acordaste de asociar texto alternativo? Comprueba que tus imágenes se muestren de la forma deseada y si no es así, ajústalas.

4- Formato inestable

 

También comprueba que el mensaje tiene el aspecto deseado cuando llega a una bandeja de entrada. A veces nos olvidamos de poner un espacio o equivocamos la alineación del texto y algún salto de línea se nos cuela donde no debería. Si usas guiones o puntos para enumerar, comprueba que aparecen correctamente.

Hay algunos clientes de correo electrónico que no gestionan los “bullets” y a veces, podemos solucionar esto usando guiones o asteriscos. Corrige todo lo que se vea mal antes de enviar el mensaje a toda la lista.

5- Problemas con el color

 

¿El color del texto que usas es claro y fácil de leer, o tienes que forzar la vista porque tiene un color raro? ¿Los colores de fondo dificultan la lectura del texto que has superpuesto?

Debes tener en cuenta que, aunque los fondos en color pueden ser visualmente atractivos, también pueden acarrear problemas como, por ejemplo, si pusiste un fondo gris oscuro a todo tu mensaje y por consecuencia debes poner el texto en color blanco, puede pasarte que el cliente de correo electrónico del receptor no muestre el fondo y no se vea el texto.

Moraleja: la visibilidad de tu correo electrónico nunca debe depender del color de fondo.

6- Asunto/Nombre del remitente

 

De acorde a los tests A/B que realizamos en nuestros envíos, hemos comprobado que cuando utilizamos como remitente el nombre de algún miembro del equipo en vez del de la empresa, es más probable que sean abiertos y consigamos más clicks.

También debemos tener en cuenta la longitud de la línea de asunto. ¿Se corta? Mantén tus líneas de asunto lo más breves posible; procurar no exceder nunca los 50 caracteres, es siempre una buena práctica si quieres que se muestre íntegra en el panel de correo electrónico de tu destinatario (especialmente si lo recibe en sus dispositivos móviles).

7- Etiquetas dinámicas funcionales

 

Si utilizas etiquetas dinámicas (por ejemplo, [FIRSTNAME], etc.), comprueba que funcionan correctamente y que generen la información correcta. Debes asegurarte también que la base de datos a la que apuntan está limpia y usar solamente etiquetas para campos que estén completos para todos los registros.

Por ejemplo, si utilizas una etiqueta dinámica para poner el nombre de usuario de Instagram del destinatario dentro de tu correo electrónico, es muy probable que tengas problemas porque los usuarios nunca te dieron esta información.

8- Cumple con los requisitos legales

 

Si no quieres que el envío de tu correo electrónico comercial te meta en problemas legales, debes conocer y saber cómo cumplir con los requisitos exigidos por las leyes de privacidad y protección de datos, que establece las reglas para los mensajes comerciales.

Específicamente, cada correo electrónico que envíes debes incluir tu dirección postal. Además, comprueba que no estás utilizando información engañosa o falsificada en tu "De", "Para", "Responder a", línea de asunto y enlaces.

En otras palabras, asegúrate de identificar claramente quién envía el correo electrónico, ya sea una empresa o un individuo, asegúrate de que la línea de asunto de tu correo electrónico indique claramente de qué trata el contenido del correo electrónico, y por último, en cada mensaje que envíes, incluye también una forma clara y obvia para que los destinatarios que lo deseen puedan darse de baja de todas tus comunicaciones por correo electrónico.

No respetar lo que dice la ley de privacidad y protección de datos puede costarte muchos problemas de reputación además de económicos.

9- Opción para Ver en la Web

 

La mayoría de los proveedores de servicios de envío de correo electrónico te permiten crear una versión web de tu mensaje. Incluye este enlace en tu emailing. De esta manera, si las imágenes o cualquier otra cosa no se muestran correctamente a tus destinatarios, pueden hacer clic fácilmente en el enlace para ver la versión web del mensaje y ver exactamente lo que tu pretendías.

10- Opción de texto sin formato

 

¿Cómo se ve la versión de texto sin formato de tu mensaje? Tu solución de envío de correos electrónicos debería permitirte ver el correo electrónico de prueba tanto en HTML como en versión de texto sin formato.

La optimización tanto para HTML como para texto sin formato es absolutamente importante.

Para asegurarte de que tu correo electrónico está optimizado para texto sin formato, fíjate si en el envío de prueba ves bien y de forma parecida a la versión HTML todo lo que he ido explicando en este post, sobre todo los enlaces, las mayúsculas de los encabezados y las viñetas de texto sin formato (por ejemplo, asteriscos *).

11- Accesibilidad desde todos los dispositivos, navegadores y clientes de correo electrónico

 

La mejor forma de entender la forma en que los diferentes navegadores, clientes de correo electrónico y dispositivos (móviles o de escritorio) interpretan tu correo electrónico es verlo por sí mismo. Para ahorrarte la molestia de probar cada mensaje que pretendes enviar, puedes probar una sola vez en todos los dispositivos, navegadores y clientes de correo electrónico más populares y crear una plantilla con la versión que demuestre mayor compatibilidad.

Si quieres saber más sobre como en PGR conseguimos que nuestras campañas sean efectivas y consigan los mejores ratios de clicks y aperturas, ponte en contacto con cualquiera de nuestros expertos en email marketing.

CTA - Claves Sobre Emailing para Lead Generation y Marketing Online B2B